My vida junto al pueblo


Mi nombre es Yésica Hidalgo Villanera, tengo 22 años, soy la tercera de seis hermanos, nací en Huánuco y viví hay hasta los 4 años, porque después mi papá comenzó a trabajar en Lima y nos quedamos con mi familia viviendo en la capital.
Yo conocí a las hermanas Hijas de San Eusebio de Vercelli cuando estaba en la confirmación.  Tenía el deseo de adherirme a Jesús, de seguirlo en la vida consagrada…
Yésica con los ninos
Y ahora como novicia de segundo año tuve la oportunidad de vivir la misión en Chimbote. La parroquia en la que estuve se llama Inmaculada Concepción tiene dos años funcionando, la población que abarca esta parroquia es grande porque hay mucha gente que invaden terrenos, son familias con escasos recursos para mantenerse y cuando se instalan como invasores no tienen agua, ni luz, y tiene que pasar tiempo hasta que las autoridades los atiendan. 

Como hay estas familias pobres, hay personas que se aprovechan de la situación y a base de mentiras invaden terrenos para después venderlos.
Viendo esta realidad me uní a las Vacaciones Útiles para niños de primaria, estuve con los niños más pequeños de 8 años, les ayudaba a sumar, restar, leer… he disfrutado al compartí la ternura y la alegría.
Yésica con los "jovenes sin fronteras"
También me integre a un grupo juvenil de la parroquia se llaman así “Jóvenes sin fronteras la única barrera eres tú”. Es un grupo que va creciendo, ellos con su alegría y entusiasmo aceptan la misión que Jesús les encomienda de: Ven y Sígueme.
Ponen a disposición sus dones, talentos y así van creciendo al compás de la música de su propio ser. 

Mi experiencia en Chimbote me ha enseñado que el Reino de Dios, es el Reino del amor que no es una ilusión, sino es compromiso, fidelidad y vida. De que es necesario que yo me haga lo suficientemente pequeña para mantener la mirada fija en los ojos de Jesús.

Yésica


Leia também