Visita a Perú


Hermana Delfina y Yesica
 ¡SÓLO DIOS!
Poniéndonos en las manos  de Dios y con la bendición de  nuestra querida madre Antonia,  Hna. Mara y yo (hna. Delfina) salimos de la Italia el 13 de enero del 2011 rumbo a Perú con el motivo de visitar a nuestras hermanas quienes trabajan como misioneras en la ciudad de Lima y Chimbote.  Nuestros equipajes  no eran tantos, solo un poco de chocolates para los niños quienes adoran y esperan para  tenerlos uno por lo menos.
Mas  nuestro corazón venia  lleno de tantos saludos y abrazos  para las hermanas, y nosotras listas para cumplirlas y vivirlas de persona en nombre de aquel que nos ama y que vive los 24 horas en medio de nosotras.
En  el  aeropuerto nos esperaban nuestra hermana Antonella, Jesica (postulante) y mis familiares (hermano(s) y primas), quienes nos acogieron con tanta, tanta alegría. La hermana María Daria estuvo ausente ya que, estuvo de viaje en Brasil, pero llegó  después de dos días. Asi se completó la comunidad de Lima.
Completa la comunidad, viajamos a Chimbote para reunirnos con la otra comunidad donde nos encontramos con  la hermana Giancarla y la hermana M. Inmaculada. Completa las dos comunidades compartimos  tantos momentos de algarabía, de fraternidad, de comunión e descernimiento  entre nosotras y también con los laicos consagrados. Nuestro único objetivo  fue  vivir y buscar juntos la voluntad  del nuestro único  bien: Dios amor. La alegría de estar juntas  ha sido grande porque  hemos compartido en todos los momentos  la  oración, la Eucaristía, la Lectio Divina,  como  una  familia Eusebiana  “Hijas de San Eusebio”;  al mismo tiempo  tuvimos momentos de encuentro para  vivir en profundidad  nuestra espiritualidad. Esto fue fructífero ya que, el manual sobre nuestro carisma, preparado por nuestra Madre Antonia Cuffolo  ha sido de mucha ayuda con el cual todas hemos quedado muy contentas e enriquecido interiormente. Igualmente, Jesica ha compartido cada uno de los momentos con los cuales ha quedado muy contenta , feliz  y con esa alegría ahora entrará al postulantado el jueves 17 del presente mes.  Damos  gracias a Dios  y a nuestra madre María por todo aquello que hemos vivido juntas, ahora  regresamos  después de esta experiencia llevando  esta comunión  que hay entre nosotras en buscar  constantemente  la voluntad de Dios como  lo han hecho nuestros amados fundadores.
Hermana Delfina

… de la experiencia de Yesica:
Al principio  cuando me enteré que unas hermanas de la comunidad de Italia vendrían a Perú, me causaba  curiosidad de conocerlas también me sentía emocionada  pues sabía que con ellas aprendería y compartiría de la vida en la comunidad… de hecho de la que podría  haberme imaginado,  no se compara nada de lo que viví en estos días. 
Me gustaron los días  que nos reunimos  en Chimbote, estuvimos siete hermanas  parecimos un ramo hermoso  de flores todas juntas, esos días compartimos de nuestras experiencias,  estuvimos en oración y también  la Lectio Divina .
También quiero compartir en estos momentos de fraternidad, decir que veo que el Señor  me va ayudando y me da lo necesario con el fin de que cada día yo responda a su llamada.  Yo estoy en discernimiento,  quiero decir  que lo que cada hermana ha compartido  en estos días conmigo de su vida como religiosa para mí ha sido mi formación de cómo el propio Jesús  que se revela  atreves de ellas,  lo digo porque lo he sentido mediante la oración, también en la comunión de la Eucaristía,  y siento que ayuda en mi vocación.  Por eso puedo decir que  he descubierto  que las debilidades que poseo no son obstáculos.  Quiero agradecer a Dios por haber puesto en mi camino a las hermanas “Hijas de san Eusebio”   por su generosidad que suscita en mi corazón para que me entregue de manera total al Él y a la misión de revelar la ternura de Dios en los más necesitados.
YESICA

Leia também