Perfil mariano de la Iglesia

Jesús funda la Iglesia sobre tres pilares:

1.La Palabra nos hace hombres nuevos, porque la Palabra nos convierte;
2.Los Sacramentos realizan en nosotros la unidad con Cristo Jesús;
3.El Ministerio: Jesús nos guía con sus carismas.

Estos pilares constituyen la roca, o PRINCIPIOS PETRINO.

La Iglesia se realiza plenamente solamente se encuentra en nosotros una ACOGIDA y una RESPUESTA: este es el PRINCIPIO MARIANO. Sin el “SI” de María no habría la Iglesia.

¿En que consiste la acogida y la respuesta de María?



1)El“FIAT”en la ANUNCIACION
María deja que el Verbo se encarne en ella.También nosotros somos llamados a decir  nuestro “sí” personal a María. Esto, es para todos los bautizados; todos somos llamados a la santidad. ¿Cómo? Viviendo la Palabra; la palabra se nos da, como don, más cabe a mi vivir la Palabra en la vida; este es el principio mariano.
También los sacramentos (principio petrino) se nos dan como don; mas, por ejemplo, yo debo ser Eucaristía para los demás. María es el primer sagrario mas Jesús no puede estar cerrado, debe ser donado. María dijo su “SI” inteligente: adhirió a la voluntad de Dios. ¡La respuesta de María se prolonga en la historia de nuestro “si!”.

2)Su “FIAT” a los pies de la cruz
No basta abrirse al actuar de Dios, necesita abrirse también a los otros. El  primero “si” es una señal de fe; el segundo “si” es un signo de caridad en su dilatación eclesial que abarca a todos. A los pies de la cruz Jesús es substituido por Juan. María se abre sin reserva a los otros, a nosotros, a la entera humanidad. Esto, es para ser vivido por toda la Iglesia; es abertura radical a los demás. Entrar en la lógica de dar la vida; María es una ejemplo como discípula: hacer la experiencia de generar a Jesús en los demás, atreves del amor mutuo: “ámense unos a los otros…” ¡Amando, generamos a Jesús! Jesús en medio de nosotros! María, entrega  Jesús en la cruz, y genera Jesús en nosotros (Juan).Teniendo a María como modelo, hace nacer a la Iglesia en el amor reciproco esto es dar la vida para los demás, suscitar la experiencia de Dios en los demás.La iglesia es Cristo existente como comunidades: María tuvo que perder a Jesús para encontrarlo como comunidad. La vida consagrada es ser María en la caridad; dar la vida a la comunidad; la Iglesia es amor reciproco. María y Juan, bajo la cruz, forman la primera célula de la Iglesia.

¡Vale más quien ama más!

ETAPA DEL PERFIL MARINO: EL CAMINO DE MARIA

Cada uno de nosotros tiene su camino personal con Dios, mas tiene a “Via Mariae”! Este es la actualización del evangelio:

1)La anunciación: cada uno de nosotros tuvo en su vida una anunciación; es importante recorrer nuevamente este momento de vocación. Tiene también una anunciación para una llamada a vivir en comunión, vivir la vía del amor, de la unidad; vivir el amor reciproco 24 horas. En la vida tenemos muchos momentos de anunciación. (Lc. 1,26-38).


2)La Visitación: María en el magnificad canta su experiencia de Dios. El magnificad es la obra de Dios en su vida; entiende el sentido, del filo de oro con el cual Dios conduce su vida. Releer la vida y ver como nosotros somos constructores de comunión. Aprendemos de María a agradecer y a contar las maravillas que Dios opera en nuestra vida. (Lc. 1,39-56).

3)El NACIMIENTO DE JESUS: viviendo el amor percibimos la gracia de establecer la presencia de Jesús en medio de nosotros. Amando hacemos presentes Jesús en medio de nosotros. (Lc. 2,1-7).

4)LA HUIDA A EGIPTO: necesita proteger al NIÑO JESUS. Siempre habrá obstáculos, personas que no nos comprenden, que gozan de nosotros… reforzar la presencia de Jesús en nosotros es preservar la libertad dentro de nosotros (Mt 2,13-18).

5)MARIA PRESENTA A JESUS AL ANCIANO SIMEON: este es también un anuncio para María: una espada traspasará tu alma. Después del encuentro con Cristo casi siempre llega la cruz: Jesús crucificado, abandonado y resucitado es el camino de la comunión. Con María, nos consagramos a Jesús como persona viva. En cada división, dificultades… ¡está EL! ¡Él es el esposo del alma! (Lc. 2,22-35).

6)MARIA PIERDE A JESUS QUE PERMANECE EN EL TEMPLO ENTRE LOS DOCTORES: en el comienzo sentimos ardor, entusiasmo… más después de un tiempo Dios retira sus gracias, parece haber perdido a Dios. ¿Por qué hiciste eso? Todo lo que Dios nos da son dones; ahora se da a ustedes la posibilidad de poder siempre amar, siempre ayudar, sin apoyos… es para sacar de ti un amor genuino, sincero para no confundir los dones de Dios con el mismo Dios. ¡ El después vuelve nuevamente! Todos nosotros podemos ayudar a encontrar a Jesús. (Lc. 2,41-50).

7)LA VIDA OCULTA EN NAZARET: después de la trinidad, la unidad entre María y Jesús es la más prefecta: es el espejo para nuestra unidad, para nuestra intimidad con Jesús. (Lc. 2,51-52).

8)MARIA SIGUE A JESUS EN LA VIDA PUBLICA: Jesús cura, anuncia, opera. Estar con Jesús en la construcción de la Iglesia. Jesús está presente y forma en nosotros pequeñas Iglesias, curando a  los sufrientes. Construir células trinitarias: la comunión me ayuda a percibir mejor lo que Jesús me dice.

9)MARIA A LOS PIES DE CRUZ: María pierde a Jesús siendo sustituido por nosotros. Pierde a Jesús para cumplir la voluntad de Dios y construirnos  como hijos; pierde a Jesús que es substituido por cada una de nosotros; cumple una nueva voluntad de Dios: toma a  Juan como hijo. Juntamente como Juan, María se hizo la primera célula de la Iglesia donde Jesús está presente. Jesús vive el abandono del Padre; María vive el abandono del Hijo. Caminemos teniendo una mano en Jesús crucificado y la otra en María. (Jn. 19,25-27).

10)MARIA EN EL CENACULO: María es la Reina de los Apóstoles: ¡ es la nueva maternidad universal ¡ (Hec. 2,1-12)

Leia também