Las virgenes eusebianas

Irmãs misioneras de la Congregación
"Hijas de San Eusebio"
El Obispo San Eusebio, fundó también el primer monasterio femenino en Occidente. Cerca de la Catedral las vírgenes Eusebianas tuvieron su propia habitación echa de tal manera que sin salir de su casa, podían participar de la celebraciones litúrgicas que se celebraban en la Catedral.

La tradición indica a la hermana de Eusebio, de nombre Eusebia, la primera superiora del monasterio y el antiguo rito Eusebiano contempla su conmemoración el 15 de Octubre.

La existencia de las vírgenes consagradas al tiempo de Eusebio está documentada por algunos escritos del mismo Eusebio, en su segunda carta escrita a Scitopoli, a las “Santas Hermanas “ de Vercelli y a las “ Santas Vírgenes” que compartieron la persecución a causa de la fe.

La más antigua memoria de las monjas llegada hasta hoy, se encuentra en una pequeña lapida dedicada a Zenobia, consagrada a Dios y fallecida a la edad de 65 años el 24 de diciembre del 471, exactamente 100 años después de la muerte del fundador. Si Zenobia se consagró a Dios en su adolescencia a podido ser educada por las mismas discípulas del mismo Eusebio. Se conserva aun el texto de una antigua inscripción dedicada a las monjas Eusebianas, que vivieron en los siglos V y VI , la joven María y cuatro hermanas: Licinia, Leonzia, Ampelia y Flavia, muertas y consideradas santas; también asi las dos hermanas Esuperia y Constanza.

San Gerónimo, escribiendo a Inocencio en el año 370, cuenta de una mujer condenada a muerte por el gobernador de Vercelli. La pensaban muerta, pero volvió a vivir durante el entierro, y fue entregada a algunas vírgenes que la acogieron en su casa de campo y la tomaron a su cuidado hasta su completa sanación. Esto es un testimonio precioso que documenta la diaconía de la caridad de las Vírgenes Eusebianas.

Desde la mitad del siglo VI ya no hay noticias de esta institución y este silencio se debe a las invasiones de los Longobardes en Italia.

La única Congregación Religiosa que hoy explícitamente se inspira a San Eusebio de Vercelli es la de las “Hermanas hijas de San Eusebio “fundada en el año 1899 por Padre Dario Bognetti y Madre Eusebia Arrigoni, por el servicio eclesial de la caridad, con particular atención a los últimos y sufrientes.

Leia também